Si has hecho alguna de estas 10 cosas, puede que seas una Drag de closet

Ay, ¡Holaaaa Bebecitxs de luz! Bienvenidxs a una entrada más de Somo Somo. Sé que a muchxs de ustedes les gusta mucho lo Drag, y ni intenten negarlo, que les he visto rasgarse tanto las medias por su Drag Queen favorita, que ustedes solitxs podrían mantener a una comunidad entera de modistas.

Como muchxs de ustedes ya se habrán dado cuenta yo misma hago Drag también, (¡Lo dice el nombre! Duh), y no les voy a mentir, es mi pasión y la razón por la que me levanto todas las mañanas, me maquillo y me pongo una de mis fabulosas pelucas rubias.

Pero también seguro varixs se están preguntando “Oye tú, y a todo esto, ¿Qué es el Drag?” ¡Pues llegaron al lugar correcto, mis padawanas! Siéntense a mi alrededor (Figuradamente, chicas, no vayan a venir a mi casa que las corro a escobazos), que yo les cuento un poco sobre ello, ya que ya sé que soy su experta en temas LGBT+ favorita.

Para poder irnos de lleno con el tema, necesito primero explicarles un poco la historia detrás de esta maravillosa expresión artística. Acompáñenme a mi biblioteca principal, donde tengo todos mis libros de historia Drag, sírvanse un tecito y pongan mucha atención.. ¿Comenzamos?

¿Qué es el drag? ¿De dónde viene? ¿Con qué se come? ¿Por qué tanta pregunta?

Voy a ponerme un poco técnica, entonces tenganme paciencia, ya verán lo fácil que es de entender. No por nada me llaman “¡La Pandoctora especialista en Drag de Somo Somo!” Obvio es bromi, no me dicen así, ¿pero qué están esperando para comenzar a hacerlo? ¡Me urge!

Existen dos fabulosas explicaciones para el origen del término Drag, la primera hace referencia al acrónimo de la frase “Dressed as a girl” (Vestido como mujer), y la segunda  sugiere que viene del verbo en inglés “drag”, que significa arrastrar, lo que pasaba con los enormes vestidos y faldas de los intérpretes en el teatro (y a veces con mi autoestima, sobre todo cuando un lip sync no me sale como yo quería, o cuando se me corre el maquillaje).

¿Y por qué menciono al teatro? Porque una de las teorías más populares es que surgió en el siglo XIX en Reino Unido (Un besazo a mi Reina adorada), donde se usaba este arte para satirizar a la aristocracia y los roles de género en las representaciones de burlesque victoriano. Así es, ¡existimos desde la época de Shakespeare! De hecho, era nuestro íntimo amigo, y fuimos a las fiestas de cumpleaños de todos sus hijos.

Aquí estoy arreglándome para dar mi primer show frente a Shakespeare

Entonces, ser Drag significa retar los estereotipos desde una actuación y uso de atuendos llamativos. Por eso todas nos vemos tan fabulosas siempre. ¿Ustedes saben el tiempo que tardo en producirme para salir así de bonita a dar un show? ¡Horas! ¡Centurios!

Específicamente, la intención de las Drag Queens no es hacernos pasar literalmente con el papel de una mujer, sino más bien destacar las cualidades exageradas que se esperan de este género, ¡Y hacer un show con eso! Hablando de eso, ¿cuál de mis representaciones les ha gustado más, la de la princesa del Whistle Register (O el fabuloso grito agudo que también hace Mariah Carey), Ariana Grande, o la de la reina de la cumbia, Selena? ¡Cuéntenme en los comentarios!

Durante los 70 surgió la cultura del ball room, una época que ayudó a que el Drag se convirtiera en un importante medio de expresión de la comunidad LGBT+. En estos bellísimos eventos las Drag Queens competían en pasarelas y competencias de baile, mientras eran apoyadas por sus casas o familias, que estaban conformados por otros miembros de la comunidad con los que tenían fuertes vínculos. 

Presumiendo mis trofeos

Y recuerden, mis amores, hacer Drag como parte de un show, no tiene nada que ver con ser mujer trans. Ya que la primera se hace de manera temporal, mientras que la segunda corresponde a un conjunto de características identitarias muy personales, y de ninguna manera es algo que se ponga y se quite. Claro que puede haber mujeres trans que hagan Drag, pero no es la regla, y son cosas totalmente diferentes.

Ahora que ya saben un poco de la importante historia detrás del drag, estoy ansiosa por saber si entre esta bonita audiencia existen potenciales aspirantes a ser Drag Queens, que sean capaces de retarme a un duelo de lip synch, de maquillaje o simplemente para bufarnos un poquito. 

Por eso les traigo:

¡La fabulosa guía de Pandraga, la científica LGBT+ de Somo Somo, para saber si tienes potencial drag!

La cosa está así, les voy a enlistar una serie de características con las que quizás se sientan identificadas y cada una va a tener una puntuación que yo elegí (fue random, así que no se truenen la cabeza para tratar de entender las razones detrás de ella, así soy de espontánea). Al final podrán sumar los puntos de las afirmaciones con las que más se identificaron y podrán saber su probabilidad para convertirse en mi nueva mejor amiga Drag.

¡¿Listxs?!

Test Drag
¡Bonus!

¿Listxs para decirles todas sus verdades?

0-30 puntos Pelona te vas a quedar

Lo siento, bebecita de luz, no eres Drag. A lo mejor te gusta ponerte pelucas de vez en cuando, y te gusta hacer show, pero de eso no pasa. Eres más una show woman de Karaoke y no de los escenarios. Puede que te sientas como Ariana , pero lo único que te quedó Grande fueron las coletas y el Whistle Tone, mi chula.

30-60 puntos ¡Se te está cayendo el té!

¡Vas bien! Pero creo que te hace falta más pasión y dedicación para poder ser una Drag. ¡Échale más ganas cuando te pongas el maquillaje y deja de ponerte las pelucas de tu abuelita! Necesitas invertir más tiempo y esfuerzo si lo que quieres es ser mundialmente conocida como una estrella Drag. Es hora de que te despidas de la Rivera de tu pueblo, para poder convertirte en la Jenni que quieres ser. ¡No olvides practicar tu gag reflex!

60-90 puntos Volando pelucas o ke ase

¡Reina de reinas! Bienvenida al mundo Drag. El escenario ya está esperando a que lo destruyas con tu magnífico show, solo recuerda tener mucha confianza en ti misma y usar del rímel que no se corre, porque ¡Uuuh, chica! Si yo te contara la cantidad de veces que he terminado con la cara negra de tanto llorar de la emoción. ¡Felicidadas!

Ahora que ya saben un poquito más sobre la historia detrás del Drag, e incluso se pudieron hacer una idea sobre si hay una Drag Queen dentro de ustedes queriendo salir, ya podrán lucir sus conocimientos de la comunidad LGBT+ con cualquiera que se los pregunte, así es mis amores.

¡Eso es todo por hoy! Espero que les haya servido y que se hayan divertido tanto como yo escribiendo esta bonita entrada.

No olviden darse una vueltecilla en la tienda en línea de Somo Somo, donde podrán encontrar fabulosas playeras que harán juego con su personalidad, y quién sabe, a lo mejor en una de esas se llevan con ustedes el increíble diseño donde salgo yo, no por nada es mi favorita.

Besitos en donde más quieran.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *